Construir una cabina de grabación económica

Voy a aprovechar la construcción de esta cabina de grabación económica para contaros una pequeña historia, además de enseñaros el proyecto. Esto que os cuento hoy es un proyecto en el que participé el año pasado de la mano de mi tutor, Javi Botanz, en clase de grado superior de diseño y amueblamiento. Podéis ver el resto de mis proyectos de madera en el blog.

Introducción

El caso es que, como he dicho, me apunté a este proyecto de la mano de mi tutor. Tenía unos amigos músicos que en aquel momento necesitaban montar un espacio de grabación casero, pero que diese un resultado profesional. Tal vez alguno los pueda conocer. Los que tienen críos tal vez hayan escuchado a la Billy Boom Band, otros tal vez los conozcan porque son la mitad de La sonrisa de Julia. Y como de música va la cosa, me vais a permitir añadir un poco de banda sonora a la lectura.

Mi tutor, además de dar clase en el instituto para los módulos de carpintería es músico, inventor y lutier. Sabe un huevo. Y aproveché todo lo que pude por aprender de él lo máximo en los dos años que duró el curso.

Se montó un sistema para construir una cabina de grabación sencilla pero eficaz y por menos de 500€, la construimos. Con espacio para una batería, micros, y demás elementos de grabación. Y para que conste, de esa cabina ha salido el disco Lorca Pop, de la Billy Boom Band.

En este punto quiero aclarar que, lo que conseguimos con esta cabina es un ambiente sin ecos, para poder lograr una grabación en condiciones sin tener que hacer mucha postproducción. Pero esta cabina no impide que el sonido salga fuera. Aunque hasta ahora no lo he mencionado, los materiales de construcción fueron madera y material aislante acústico (y no plomo). El objetivo no es construir un bunker o un estudio profesional. Así que si, se consigue grabar con una calidad profesional, pero al mismo tiempo vas a seguir molestando a los vecinos.

Hecha esta introducción, os dejo fotos del proceso y una breve descripción. Tal vez a algún shur le sea útil y le sirva para su propio uso. Al menos queda la garantía de que salen trabajos profesionales, no lo digo yo, lo dicen músicos de verdad.

Materiales

El primer paso, evidentemente tras cerrar un presupuesto, fue acercarnos al proveedor de material. Aquí tras una charla magistral sobre materiales de construcción, nos llevamos lo que necesitábamos:

  • Tablón de pino gallego (la madera típica con la que se fabrican los pallets) en diferentes medidas de anchura para dar un toque “artístico” a las paredes. Material suficiente para hacer dos paredes y media y una puerta a dos caras (tres paredes), y revestir otras dos paredes y techo.
  • Perfil, de pino también, para el bastidor de las paredes y rastrelar las paredes de ladrillo existentes.
  • Material aislante acústico hecho con fibras recicladas de ropa. Barato y efectivo.
  • Bandas aislantes acústicas para suelos, techos y puntos de unión entre las paredes existentes y las que íbamos a fabricar.
  • Tirafondos.
  • Herramientas sencillas, una caladora (o una sierra circular si la tienes), un taladro con percutor, metro y nivel.
pino gallego

Con estos materiales sencillos nos fuimos para la casa de Marcos y Raúl, quienes nos ayudaron a descargar. La verdad es que el proyecto lo hicimos en dos mañanas y una tarde. Tanto Marcos como Raúl son unos tíos muy campechanos, simpáticos. Yo la verdad es que no los conocía demasiado como grupo. Si que me sonaba el grupo porque en Cantabria cuando alguien destaca enseguida se nota, pero la verdad es que son unas personas de 10 y además no se les da mal eso de cantar. Y nos invitaron a comer, así que tampoco me puedo quejar.

Ha pasado bastante desde que hicimos este trabajo, y todavía tenemos prometida una invitación a uno de sus conciertos y el disco grabado en la cabina que fabricamos. Pero tampoco he podido contar esto antes porque por aquel entonces todavía era “secreto” que la Sonrisa de Julia volvía a juntarse para sacar disco, y nos hicieron prometer, en la charla de sobremesa, que no contaríamos nada. Igual ahora que andan de gira me invitan.

Proceso de construcción

Estoy metiendo mucha paja a la historia porque realmente el proyecto es “simple”. Con el material que compramos, fabricamos dos paredes sobre un bastidor de pino. En su interior, metimos el aislante acústico. Importante que no quede compactado porque sino perdería eficacia. Colocamos los tablones de pino sobre el bastidor, por ambas caras, y dejando una junta de varios centímetros entre si para ayudar a cambiar el ángulo de rebote de las ondas sonoras.

pared de madera

No sé si habéis estado alguna vez en algún auditorio, pero si os habéis fijado, normalmente las paredes suelen estar revestidas de madera y con paneles formando ángulos, por este motivo. Parte se absorben por la madera y parte se rebota, pero con un ángulo diferente evitando el eco.

cabina de grabación

Con las paredes construidas, presentamos en la habitación, apuntalamos y tomamos medidas para la pared que va a llevar la puerta. Efectuamos el mismo proceso de fabricación, pero dejando a la puerta un hueco para colocar un cristal, por aquello de facilitar la comunicación mientras uno está grabando dentro y fuera está el que controla la mesa.

cabina de grabación

Antes de unir las tres paredes, colocamos rastreles sobre los tabiques existentes, metemos el aislante y colocamos los tablones de pino.

cabina de grabacion

Acto seguido, colocamos las cintas acústicas en el perímetro donde iban apoyadas las tres paredes que fabricamos. El objetivo de la cinta es eliminar posibles vibraciones y que el espacio “retumbe”. También ayuda la moqueta que ya había en el suelo.

cabina de grabacion

Luego, solo faltaba unir las paredes fabricadas a las ya existentes y cabina de grabación finalizada. Y como he mencionado, por menos de 500€ en material. Muy económico. También es verdad que, habría que sumar la mano de obra que rondaría los 800€, pero que en su caso fue gratis porque mi profesor era su amigo y nosotros éramos alumnos sin experiencia.

Y hasta aquí el pequeño reportaje. La verdad es que disfruté mucho de la experiencia, de conocer a Marcos y a Raúl, y fue algo que me animó después a terminar con relativo éxito el tema de la caravana.

Deja un comentario

*
*